domingo, 22 de marzo de 2009

Teorizando sobre La Muerte III, el final del camino

Vamos pues con la construcción de nuestra teoría:
3º TEORÍA

El ser humano, igual que el sistema informático, está construido por energía en forma de materia, un campo de energía, llamémoslo 'vital' que es como lo suelen llamar en distintos círculos, que en nuestro símil equivaldría a la energía eléctrica y la conciencia (alma o espíritu), que sería nuestro software particular (un software muy especial que se apoya en otro software más particular que está codificado en el propio vehículo (hardware) el ADN. Este software específico sería el equivalente al firmware del ordenador (el microcódigo el bios del ordenador, o las isntrucciones básicas para manejarlo), efectivamente ese 'programa especial' (Alma 1.0) debe apoyarse en esas microinstrucciones (el ADN) para controlar la bioquímica y poder manejar el vehículo (nuestro cuerpo serrano).

Aprovechamos para recoger un comentario de Criscrac donde apuntaba que el alma y el software no son equivalentes porque la primera es por definición inmaterial. El software, también lo es, que necesite un soporte mínimo (un CD o un circuito) no implique que sea ese soporte; Igual que un libro está compuesto de palabras (manchas de tinta) y las palabras no son el contenido del libro, sino el vehículo mínimo donde se anclan las ideas. Y no vale decir que las ideas salen del cerebro que es algo físico... No podemos congelar una idea en el congelador, ni freirla, ni hacer un cocido con ella, ergo, no tiene materia; Y no confundamos la idea, con el vehículo físico donde se manifiesta: Dentro de la televisión no hay personas, es solo información codificada, aunque parezca que están allí dentro porque es donde 'aparecen'.

Bien, hasta aquí la teoría, ahora a darle apoyos:

- Cualquier 'daño' sobre el cuerpo repercute en la viabilidad de la conciencia. Lo cual, no implica que la conciencia sea el cuerpo o resultado de este, sino que lo necesita para manifestarse. Una antena rota, tampoco retransmite, ni un movil pasado por agua podrá telefonear.

- La información codificada de un ordenador es un símil válido para dar cuenta de lo que llamamos 'alma', de hecho la IA 'genera' conciencias (almas) artificiales codificando información (tanta que sea capaz de dar cuenta de cualquier respuesta, situación o acción... es decir, llegando a dar la sensación de ser una conciencia libre.)

-La energía que hace funcionar al ordenador es nuestro campo vital. Un campo es un espacio donde se produce una perturbación de cualquier tipo (pensemos en la gravedad o en el magnetismo) que condiciona y configura aquello sobre lo que afecta. Ese 'campo vital' afecta a la estructura material o molecular del organismo estructurándolo y haciendolo funcionar.

Cuando ese campo vital deja de actuar, toda la estructura física molecular del organismo empieza a deshacerse (sigue la ley física de la entropía de la que ya hablamos posts atrás), es decir, la muerte del vehículo.

¿Podría entonces la información, ese software especial, perdurar a pesar de la descomposición del vehículo?, visto lo visto, ¿qué lo impide?

9 comentarios:

  1. Una percepción visual, un sentimiento amoroso, una idea filosófica o un sueño utópico hallan su soporte en el cuerpo. Esa percepción, sentimiento, idea o sueño, que no son el cuerpo mismo, son intangibles aun cuando tengan sus refrendos fisiológicos en las áreas nerviosas que sean el caso. Pero no son inmateriales. Del mismo modo, un software halla su soporte en un CD. Concedamos que las instrucciones del programa son intangibles (que ya es mucho, pero ea…), intangibles decía, aun cuando inexorablemente tengan su refrendo físico en el plástico del disco.

    El software no es inmaterial, sino intangible. Si distinguimos esta semántica, el problema empieza a disolverse.

    Ninguna proyección mental se confunde con la mente, claro está, pero la primera no existe sin la segunda. Una imagen en un espejo es intangible, cómo no, y distinta del sujeto que se afeita; pero sin tío barbado, no hay imagen en el espejo. Las imágenes en la pantalla de Halle Berry, Monica Bellucci o de Nicole Kidman no son ellas mismas, of course, pero sin la Berry, la Bellucci o la Kidman, en la tele tendríamos que ver al aguilucho Obregón. En la tele no están las personas que llamo Jaly, Nica o Niky (es una cosa nuestra, esto del íntimo tuteo), desde luego, pero si las macizorras carnes de estas niñas no existieran, las imágenes de la tele tampoco. Que no.

    La conciencia, pues, no es el cuerpo; pero sin cuerpo no hay conciencia. Es intangible, pero no inmaterial.

    Pero si alguien cree que hay perduración del software cuando el hardware se escacharra, le sugiero lo que sigue. Ponga un PC en una mesa con su magnífico software de trinqui. Siéntese. Una copita, dos, Asturias patria querida y unos Chesterfield… Y deje pasar unos miles de años. Cuando el PC haya sido reducido a cenizas y éstas llevadas por el viento, que venga a decirme dónde está el software. No es que me complazca en ello, porque ocurrirá lo mismo con mis chicas: Monica, Halle y Nicoleta. Y conmigo mismo.

    Todo esto es tan evidente, obvio, tan inmediato y claro que el empeño en no aceptarlo debe de proceder de fuerzas muy poderosas. Millones y millones de seres humanos se entregan, lo han hecho y lo harán a estas fantasías. Personas soberbiamente inteligentes, cultas, eruditas y sabias se arrojan conmovedoramente en brazos de sistemas filosóficos, religiones, paraciencias y pseudofilosofías que han atravesado la Historia y estructurado Cosmovisiones y Civilizaciones en torno a esa pulsión… ¿Por qué? No es cosa baladí y merece ser pensada, pero es otra cuestión. Y nada difícil.

    ResponderEliminar
  2. Hola CrisCrac, parece ser que hay un atisbo de entendimiento con el giro en el sentido de las palabras, por lo menos has aceptado que los pensamientos, sentimientos, etc.… son “intangibles” (en romano paladino que no se pueden tocar, es decir, fuera del alcance de nuestros “cinco” sentidos físicos).
    Estamos completamente de acuerdo contigo, en que todas estas intangibilidades necesitan del vehículo material adecuado para manifestarse en la propio “mundo material”, sea a través de un CD, una neurona, o cualquier estructura “material” adecuada (entendiendo material como la definición que ha dado el amigo matizador).

    Lo que ya no podemos asegurar tan categóricamente como tú lo haces, es eso que dices de: “La conciencia pues, no es el cuerpo; pero no puede haber conciencia sin cuerpo. Es intangible, pero no inmaterial”.

    Efectivamente, la experiencia muestra que la conciencia cotidiana que conocemos, necesita el cuerpo material para manifestarse, pero de esto, no podemos inferir que “no puede haber conciencia sin cuerpo material”. ¿Por qué no pueden haber otros niveles de conciencia independientes (organización de la información en “campos”)? aunque también parece razonable pensar, que de existir ese tipo de conciencia, no tiene porque manifestar las mismas cualidades que la conciencia asociada a el soporte material.

    Como tú bien dices, millones y millones de seres humanos (de diferentes épocas, razas, civilizaciones, tribus, etc.…) están afectados por ¿fuerzas poderosas?¿fantasías?... ¿suprasentidos? no sabemos, quizás de todo haya, pero de siempre se han manifestado estas “creencias” en “trascendencias”¿Esto no son evidencias suficientes como para pensar que cabe la posibilidad de la existencia de la conciencia fuera del soporte material?¿no invita a una investigación?, aunque con la forma de finalizar tu comentario, parece ser que tú tienes una respuesta sencilla. No nos prives de conocer esa “verdad” y zanja de una vez por todas esa incertidumbre de la humanidad.

    Respecto al ordenador después de pasar unos miles de años y que esté reducidos a cenizas… efectivamente el vehiculo material polvo es (materia con un nivel menor de organización). ¿Qué pasa con el “software”?, pues igual hicimos un “back-up” (copia de seguridad) vía “WI-FI” (sin hilos) en un servidor de la red (con todos los datos que consideramos necesarios y dejando perder los que no nos importan). Después ya volcaremos nuevamente los programas en un nuevo ordenador, incluso quizás mejoremos, ¿no? je,je,je..

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    Respecto al tema de la muerte, me sobrepasa por lo que no intentaré teorizar aún más que vosotros (aunque me siento inclinado hacia las posiciones de CrisCrac).
    Sólo comentaré un par de cosas: En cuanto a la intangibilidad de pensamientos, sentimientos, etc, habría mucha tela que cortar (¿eso quiere decir que no se pueden expresar ni aprehender? y las palabras ¿son intangibles también? según Dennett, si acceptamos en nuestra ontología las palabras entonce estas son memes o pensamientos que se pueden pronunciar).
    Respecto al tema de las fuerzas poderosas, fantasiosas y creencias varias, creo que olvidais una cosa: que mucha gente crea que una cosa es verdad no lo convierte en realidad. No hace tanto la gente pensaba que la Tierra era plana, tenían la firme creencia de que lo era, pero no es así. Por lo que se refiere a hechos del mundo, la "verdad" (intersujetiva, finita y humana) no se basan en el número de creyentes sino en pruebas y evidancias. Por decirlo así, la democracia es buena en política pero no en ciencia (entendida como conocimiento del mundo, mejor a la religión o al sentido común).
    Un saludo. Víctor.

    ResponderEliminar
  4. Veamos por última o penúltima vez, y ya me dedico al fúrbol que es lo mío.

    ¿Cómo que “por lo menos” he aceptado? La próxima palabra que voy a escribir es algo intangible, por supuesto, así que no hay nada que aceptar, ni antes ni ahora. No hay que apuntarse "victorias" en contiendas inexistentes.

    ¿Que no se puede inferir? De la experiencia se infiere que la conciencia es una manifestación del cuerpo. Punto. Y quien afirma otra cosa es en quien recae la carga de la prueba. Repitamos esto por cortesía de natillas danone: quien afirma es quien debe probar…, o más aún: hacer que su afirmación pueda ser refutada de algún modo. Si no es así, es pseudociencia o fraude por mucho vocablerío científico que use.



    "Niveles de conciencia", guaaaca, "campos", "energía"..., son términos que muchos discursos no definen bien, redefinen a su antojo, combinan delirantemente o, sin más, presuponen lo que pretenden demostrar (cometen el pecado de “lesa lógica”: petición de principio). No me deslumbran los tecnicismos, más bien me hacen sospechar. Si hay una palabra que me causa hilaridad y que me descoyunta mis guedejas azules de pitufo cuando la oigo, ésa es la de Energía. Joé, brother, “energy”…, ché qué linda sos.

    La respuesta a la universalidad de las religiones es muy sencilla. La pulsión básica de todo organismo es la permanencia, y todo animal, planta o bichobola hace lo que fuere menester a fin de afirmarse en su ser y en la vida. El ser humano es también un organismo que se rige por esa pulsión..., pero tiene un “defecto de fabricación”: la conciencia. Esto es, advierte su caducidad. Y le da canguelamen. Es, además, capaz de vislumbrar el futuro, con todas las interrogantes que éste contiene. Y le da miedo. Y anhela el amparo paterno -añade Freud- como su más honda necesidad. Y su ausencia o enojo, le da miedo. Y así cae en el delirio fantasmático de que es un ser "distinto" a los otros seres vivos, dotado de un destino, una finalidad, un alma.

    La conciencia que hace del Hombre un ser colosal es, al mismo tiempo, su talón de Aquiles. Porque le advierte de su proverbial fragilidad. Los griegos supieron esto y casi todo: y lo dijeron en la Tragedia. ¿Cómo no se va a echar el Hombre en manos de fantasías animadas de ayer y hoy? Es la inteligencia puesta al servicio de la misma pulsión que anima a una brizna de hierba, a un protozoo o a una oca paraguaya. Es más, lo inteligente es poner la inteligencia al servicio de la ficción. Y así sobrevivir.

    Eso sí, la Vida es otra cosa. Qué dura, deliciosa y terrible soledad.
    “Nosotros los elegidos del sufrimiento”, dijo Nietzsche.

    ResponderEliminar
  5. Florecilla del campo indecisa en primavera27 de marzo de 2009, 10:12

    Hola a tod@s! soy nuevaaa, pero me gustaria participar en vuestro debate :)
    Yo estoy de acuerdo con que lo que no podemos tocar, oler, sentir, ver o probar (lo de ser intangible que decíais) nos cuesta muuuuuuucho aceptar que exista. Xo, claro, hay muchos cosas en el mundo que no podemos percibir y que sí existen. Y ya no hablo de pensamientos, sentimientos y todo eso (que tambien, por supuesto), sino, por ejemplo, el cambio en el aire que los animales presienten cuando se acerca un terremoto, o las corrientes eléctricas de nuestro cuerpo, y en especial nuestro cerebro, que los tiburones pueden detectar hasta a un kilómetro de distancia.
    Claro, luego el hombre se proporciona aparatos (gracias a su extraordinario intelecto) para ver más allá de lo que podía con sus ojos, oler más, oir más... como en el cuento de la caperucita roja, ggg. Y claro, se ve como el rey del mundo ataviado con sus prismáticos y su microscópio y dice: Ya está, ya lo conozco todo y no hay nada más, y a dios pongo por testigo que nunca más me crearé un dios! XD
    Ñores, ñoras... ¿y la cámara Kirlian qué?, sus resultados son minority reports porque puñetean un poco la teoría aceptada por el círculo científico? y todas las experiencias extrasensoriales???? y no me refiero a las historias de la cripta versión moderna en 4º milenio, sino a las experiencias documentadas de viajes astrales, etc. Ggg, con eso creo que os dejo un buen bocado donde morder XD.
    Por cierto, que es verdad, que porque muchos lo acepten no tiene porque ser cierto. Xo, ¿q tratais con vuestros argumentos sino conseguir apoyo de otros para crear grupito y tener la razón del montón?
    B7s!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Con mis argumentos trato no más de despistar a la Muerte y que en vez de hallar bocado en mis carnes mejor se coma una indecisa florecilla primaveral, ñam, y tenga a bien dejarme a mí unos eoncitos más para disfrutar del Atleti, el amor de la Belleza y las natillas de mi mamá.

    ResponderEliminar
  7. En primer lugar, completamente de acuerdo con CrisCrac, no hay “victorias en batallas inexistentes”. En segundo lugar, de momento no hay nada que demostrar a nadie. ¡Eso es empresa prácticamente imposible! Como en CQC: SIMIL ¿Cómo se puede con un conjunto de herramientas, como un metro y una balanza demostrar que existe una onda electromagnética? Para ese viaje (el de buscar mas allá de la materia) se necesitan otras alforjas (aunque sea necesario el método científico).
    Para cualquier avance, es imprescindible tener una “experiencia nueva” y luego una “idea o intuición para explicarla” y poder ir hacia ella, si no, ya estamos bien donde estamos. Utilizando el argumento de Victor y CrisCrac y estando completamente de acuerdo con ellos: “Todos estaban de acuerdo en el sistema geocéntricos y en que la tierra no se mueve” (de hecho todavía tenemos la expresión “el Sol sale y el Sol se pone”) y cuatro locos (entre ellos Galileo) ¡se emperraban en que la tierra se mueve en contra de la clara evidencia!.
    Como se desprende del comentario de nuestra nueva amiga “Florerilla del campo…” a quien le damos las bienvenida, hay muchas “patrañas”, pero entre ellas también hay multitud de experiencias no explicadas. Como estas pueden ser incómodas ya que hacen que se mueva el suelo debajo de nuestros pies, pues las obviamos o las ridiculizamos. Esta última es una de las técnicas argumentativas mas utilizadas por los “materialistas ingenuos” (como diría R.Steiner).
    Nuestra única intención es poner en tela de juicio las “sacrosantas” posiciones “materialistas”, en las que se “creen” con tanta pasión, y que se apoyan en la “ciencia”, eso sí “adaptada” a las creencias que ya se tienen aunque la observación la contradiga..
    La “Ciencia” de verdad, está abierta a todo lo que desconoce. Ah! CrisCrac con respecto a lo de la “energy”, without comments.

    ResponderEliminar
  8. Mordacidad innecesaria. No juego.

    ResponderEliminar
  9. Sentimos amigo "CrisCrac" que percibas mordacidad en nuestras palabras, no hay intención de ello, como diría F. Gonzalez "están dichas (escritas) sin acritud", la intención es simplemente agitar las "conciencias".

    ResponderEliminar